He descubierto que todo lo que pasa acaba teniendo sentido. En la apraxia y el síndrome de joubert los cilios que están en los microtúbulos juegan un papel muy importante. Hace tiempo mientras veía y escuchaba algo que yo consideraba puro entretenimiento escuché las palabras microtúbulos y física cuántica alojadas en un entorno que, aunque sanitario, hablaba de muerte y estaba alejado, supuestamente, de las enfermedades raras,Fuí consciente de que si no hubiera visto aquel video jamás habría despertado ante la realidad que hay más allá de la que estamos viviendo, y que la posibilidad de que Arnau en otra realidad no esté enfermo (porque lo está aunque no me guste reconocerlo) puede llegar a convertirse en la nuestra...Gracias.

martes, 18 de abril de 2017

LIBROS RECOMENDADOS PARA SANT JORDI 2017.

Desde la Associació d'Apràxia Ocular os queremos recomendar unos libros para regalar este Sant Jordi, el próximo 23 de Abril, un domingo perfecto para disfrutar de las paradas (tenderetes de libros y rosas con muchos autores dispuestos a dedicar sus apasionantes lecturas).

Los textos que os vamos a recomendar no todos hacen referencias a las enfermedades raras, pero el vínculo personal con los autores y haberlos leído nos permite recomendarlos con total seguridad de que serán del agrado de muchos lectores, y es que las horas que las familias y amigos de los pacientes pasamos en salas de espera de hospitales se hacen más llevaderas con buenas lecturas.


 - El primero es un libro de relatos cortos,escrito por nuestra apreciada colaboradora en las traducciones Ariadna Cañameras Vall. Se titula Deslleialtats necessàreis y está escrito en catalán. Diferentes historias misteriosas, intrigantes y sorprendentes editadas por Espai Literari. No olvidéis pasar por la parada de libros que en la diada de Sant Jordi, de libros y rosas, tendrán en el corazón de Barcelona, en la confluencia del Paseo de Gràcia nº 55 con Calle Valencia.




- El segundo es la obra de la autora polifacética Maria Ruiz de la Peña, un  conjunto de poesías que ha tenido una gran acogida y que muestran el sentimiento a través de la rima y al ritmo de la emoción más intensa.Merece la pena saber quien es María y entender así como siente lo que siente. Lo edita Fanes y este es el enlace : Ed. Fanes, obra: Memoria de unas lágrimas


- Y la tercera edición es un cómic dirigido a todos los  públicos que trata sobre la odisea en un frío ártico de unos jóvenes, una obra que lanza la asociación amiga   Hemiweb: Los Hemihéroes, Rescate en el Ártico. El libro quiere dar a conocer a unos héroes que con sus aventuras van a divertir y a explicar de una manera muy amena que es la hemiparesia, También van a tener paradas en Sant Jordi en otro de los puntos más importantes de Barcelona, concretaemnte  en la Gran vía junto a Rambla Catalunya, junto a la asociación Mar de Somnis. (y recordad que los encontramos también en las redes bajo el hashtag #masqueuncomic )



jueves, 13 de abril de 2017

CUENTOS RAROS: LILI LA PRINCESA DIFERENTE Y LA ACEPTACIÓN.

Cada semana un cuento raro



Había una vez una princesa que vivía en un gran palacio. La princesa se llamaba Lili y estaba rodeada de personas que también vivían en el castillo, entre esa gente estaban su madre y su padre, dos amables soberanos que fomentaban la paz y mantenían buenas relaciones con todos los reinos vecinos, lo que aumentaba los negocios y hacía de su país un lugar próspero.

Pero había una prohibición, y es que en el castillo no había ningún espejo, ni siquiera se permitía el cristal transparente en las ventanas o en la vajilla, todo tenía que tener un suave aire velado, como si la niebla hubiera cubierto los vidrios.

Tal prohibición se extendía a los lugares a los que la princesa Lili acudía, así que si ella salía de su castillo se debía cubrir hasta el último reflejo.

A pesar de todo, eran felices, y es que Lili era especial, diferente, única y sin par, pues era una niña que posaba su mirada en las nubes más blancas durante horas, que necesitaba pasear sentada sobre un trono cubierto de almohadas de colores y un dosel de finas telas con el que cuatro fornidos soldados la desplazaban ya que sus piernas no resistían el peso de su cuerpo, y que cortaba las palabras en pedacitos porque sus pensamientos se escurrían entre sus cuerdas vocales.

Y un día, Lili dejó de mirar las nubes y giró sus ojos hacia una fuente de agua fresca en la que se reflejaban los rayos de sol, las casas que  la rodeaban, los árboles que ofrecían frutas y la misma princesa, que al verse empezó a reír y a reír cada vez más alto.

Sus padres, monarcas justos pero preocupados por su hija, acudieron rápidamente al escuchar sus carcajadas y descubrieron que nunca habían pensado en que el agua refleja igual que un espejo, así que decidieron que prohibieran el agua cristalina y en su lugar se beberían zumos de frutas, tés, infusiones y cualquier líquido que ofreciera una vista opaca. Pero las gentes de su país se enojaron profundamente y con valiosos argumentos les pidieron a los monarcas que recapacitara su nueva ley.
Ambos reyes estaban apesadumbrados pero no querían de ningún modo cambiar su decisión.

Hasta que una mañana fresca de otoño, una familia se acercó hasta el palacio y solicitó audiencia. Los padres de la princesa Lili nunca negaban a sus gentes una visita, así que uno de los consejeros reales acompañó a la familia a la sala de audiencias en la que los soberanos les esperaban.

Al verlos, la madre y el padre de Lili no pudieron ocultar su asombro, pues la familia que tenían delante estaba formada por un padre y dos hijos varones que sujetaban firmemente una silla con dos ruedas a los lados en lugar de patas de madera, y también una madre que adelantaba el paso con una amable sonrisa y un regalo entre las manos muy bien envuelto. En la silla había una niña sentada, de cabellos largos, ojos enormes y pestañas espesas y una sonrisa eterna. La madre de aquella niña, le dijo a los monarcas que era su hija, y que se llamaba Ana, pero que tampoco podía tejer frases enteras, tal y como le pasaba a la princesa Lili. La madre siguió explicando que la joven Ana necesitaba ayuda para desplazarse y que a veces también dejaba su mirada sobre las nubes, las montañas o el mar durante tiempo casi infinito, pero que había algo que la hacía muy feliz y era verse reflejada en los espejos, y sobre todo ver  sus hermanos, a sus padres y a sus amigos tras su reflejo sobre cualquier cristal.

El rey miró fijamente a la mujer y con voz temblorosa le confesó que no querían que Lili sufriera al saberse tan diferente, a lo que la mujer le respondió que Lili era feliz al saberse querida y protegida pero que eran ellos, sus padres, los soberanos, quienes verdaderamente tenían miedo a aceptar la condición única de Lili.

El rey sonrió a la madre de Ana y después habló con la reina, comprendieron ambos cuánta razón tenía aquella familia y entonces, la mujer, les ofreció el regalo. La reina desprendió el papel con delicadeza y vio que el presente era un espejo enmarcado en madera tallada con flores y mariposas, pintada en color verde claro y con el nombre de Lili marcado a fuego sobre el mango por el que se sujetaba.

Fue entonces cuando los reyes mandaron a buscar a la princesa.


Cuando la joven llegó a la sala de audiencias, el rey puso el espejo frente a su carita redonda y Lili volvió a reír, pero su risa aumentó cuando tras su imagen apareció la de su madre la reina y después la de su padre. Los tres comenzaron a reír y a jugar y así fue como en palacio los espejos volvieron a brillar y reflejar a todo aquel que quisiera ver, aceptando pero sin resignarse, disfrutando de los buenos  momentos sabiendo siempre hay alguien que nos acompaña.

nota: todos los textos publicados bajo la etiqueta cuentos raros y hashtags, así como relaciones diversas, pertenecen a la Associació d'Apràxia Ocular registrada legalmente y a a Diari d'una Apraxia Ocular. No se permite la copia sin nombrar la pertenencia ni el lucro, así como tampoco la difusión.

domingo, 2 de abril de 2017

CUENTOS RAROS: BUSCANDO UNA VOZ

Cada semana un cuento raro

Albert y Arnold son dos duendes y son amigos. Pero Albert no habla y nadie sabe por qué. Arnold pregunta a todas las personas sabias de su pueblo de duendes el motivo por el cual Albert no dice nada, pero todos los sabios se miran y le responden que no lo saben.

Un día, Arnold toma su hucha con forma de cerdito y decide que le comprará una voz a su amigo Albert, así que cuando se encuentra con él le da la mano y los dos se van por el camino  de tierra que lleva al resto del mundo.

Con paso firme, Arnold se pone delante de su amigo ya que cree que Albert necesita protección, pero cada vez que llegan a una encrucijada es Albert quien tira suavemente de la mano de Arnold y ladea la cabeza hacia la ruta correcta.

Y cuando llegan a una nueva ciudad, Arnold pregunta a todas las gentes que encuentra en su ruta, pero Albert observa y señala los lugares más bonitos. Cuando tienen hambre siempre hace un gesto con la nariz indicando las más deliciosas pastelerías.

Albert y Arnold han andado mucho y están cansados, así que han de buscar un lugar dónde dormir, y Albert levanta un brazo señalando un hotel de madera y las ventanas llenas de macetas con flores.

Duermen toda la noche en camas muy blanditas. A la mañana siguiente, Arnold paga la factura y coge la mano de Albert para seguir su andadura, pero de pronto, Arnold suelta la mano de Albert y agita la hucha con forma de cerdito.

- No me queda dinero! – exclama con tristeza y enfado.

Pero Albert sonríe, y pone su mano sobre el hombro de su amigo mientras mira a su alrededor observando el hermoso lugar en el que han estado.

Entonces Arnold se da cuenta de que no hace falta que su amigo tenga voz porque han viajado juntos y felices, han comido ricas tartas y han visitado impresionantes lugares.

Cuando regresan a su ciudad de duendes, Arnold explica con palabras y Albert con gestos la aventura que han vivido, y ambos imaginan las que próximamente vivirán.


nota: todos los textos publicados bajo la etiqueta cuentos raros y hashtags, así como relaciones diversas, pertenecen a la Associació d'Apràxia Ocular registrada legalmente y a a Diari d'una Apraxia Ocular. No se permite la copia sin nombrar la pertenencia ni el lucro, así como tampoco la difusión.

martes, 28 de marzo de 2017

CUENTOS RAROS: ES UN GRAN MOMENTO QUE UN DIA UN CHICO SE PERDIÓ EN EL VIENTO.

Cada semana un cuento raro

Es un gran momento que un día un chico se perdió en el viento.


Es un gran momento que un día un chico se perdió en el viento; y sólo cuando el viento se quedaba quieto, aquel chico volvía tranquilo, pero si la brisa decidía aparecer, el chico comenzaba a bailar, primero despacio y luego animado; a veces regresaba por unos instantes cuando la brisa se tomaba un descanso y en esos momentos era posible hablar con él y escucharle. 

Después venía de nuevo el viento, y el chico se perdía otra vez, hasta que un día el viento se fue disfrazado de huracán y quiso llevarse al chico, pero las personas que le querían le sujetaron los pies y los tobillos, así que por mucho que el viento se esforzaba en abrazarle de nada le servían los arrebatos de torbellinos, y al final, el viento se cansó, se deshizo en mil nubes y lloró lluvia fresca, y el chico se quedó con aquellos que le amaban, y aunque la brisa a veces regresaba para danzar el chico le dedicaba un baile, pero luego volvía para no perderse jamás.



Cuento corto inspirado en la frase que da título al texto, y que es original de Arnau que a la edad de 5 años me dijo que me contaba un cuento corto. Este relato está pensado para entender lo que son las regresiones, los avances y las vueltas hacia atrás que muchas enfermedades raras implican, sobre todo durante la infancia y la adolescencia.


nota: todos los textos publicados bajo la etiqueta cuentos raros y hashtags, así como relaciones diversas, pertenecen a la Associació d'Apràxia Ocular registrada legalmente y a a Diari d'una Apraxia Ocular. No se permite la copia sin nombrar la pertenencia ni el lucro, así como tampoco la difusión.

martes, 21 de marzo de 2017

RECOMENDACIONES INTERNACIONALES PARA ENFERMEDADES SIN DIAGNÓSTICO DESDE EURORDIS

Eurordis es la organización europea que trabaja incansable para la difusión de las enfermedades raras. Su tarea engloba muchos ámbitos, que van desde dar voz a pacientes y organizaciones, hasta respaldar a la investigación científica, pero también no dudan en mostrar el apoyo continuo a pacientes y entorno publicando guías, pautas y recomendaciones que ayudan a comprender mejor lo que significa tener una patología minoritaria.

Hoy, a través de las Redes Sociales (RRSS), nos encontramos con un documento que os enlazamos y se refiere a uno de los factores más duros para estas patologias, el NO DIAGNÓSTICO, o como desde EURORDIS definen (puedes encontrar el texto en varios idiomas):

“Sin diagnóstico” (Síndromes sin nombre – SWAN (“Syndromes Without A Name), por sus siglas en inglés) se refiere al paciente para cuya enfermedad aún no existe una prueba diagnóstica disponible, debido a que dicha enfermedad no ha sido caracterizada y su causa aún no ha sido identificada. Es posible también que este paciente haya sido diagnosticado erróneamente y su patología se haya confundido con otras. Es probable que estas enfermedades sean catalogadas como raras.

Eurordis

Aquí podéis encontrar el enlace al documento que de manera muy clara nos explica las recomendaciones sobre las enfermedades sin diagnóstico, y que están avaladas por expertos sanitarios internacionales. Desde nuestra asociación os recomendamos la lectura detenida y añadimos esta foto con los cinco puntos que destacan: 



lunes, 20 de marzo de 2017

CUENTOS RAROS: EL CLUB DE LOS PIRATAS

Cada semana un cuento raro


EL CLUB DE LOS PIRATAS

Había una vez un niño llamado Ignacio.

Ignacio nació con apraxia ocular, que es una enfermedad de la que jamás se curaría. Pero esto no sería un impedimento para que pudiera realizar todo lo que tenía que hacer, tanto en su casa como en la escuela, a pesar de ser más lento que otras personas.

En el colegio, Ignacio lo pasaba muy bien, a pesar de que un grupito de cuatro compañeros de clase se reían de él cuando caminaba, dibujaba o hacia cualquier tarea. Pero también tenía buenos amigos que le querían e incluso le ayudaban si lo necesitaba.

Pero un día, Ignacio, estaba muy triste porque aquellos cuatro niños le habían pegado y se habían burlado de él durante el recreo.

Entonces, uno de sus amigos, Jean, decidió que era suficiente y decidió organizar una reunión con otros dos compañeros, Alba y Keito y el propio Ignacio.

¿Por qué no entienden que no soy torpe? Sólo soy diferente, tengo apraxia ocular– Se preguntó Ignacio con mucha pena.

No lo sé, pero quizás es porque nadie les ha explicado nunca lo que realmente te pasa – Respondió Keito.

Entonces lo tendremos que hacer nosotros – Añadió Alba.

¿Y cómo lo haremos? – Preguntaba Ignacio entusiasmado.

Así que durante un buen rato, el grupo de amigos se quedó pensando cómo podían ayudar a Ignacio. Entonces, Jea, sonrió y les dijo.

¡Ya lo sé! SEREMOS PIRATAS – Exclamó Jean en voz alta.

Todos le miraron con cara de sorpresa.

No pongáis esta cara que ahora os lo explico – Añadió Jean.

Pues ya puedes comenzar pues no entiendo nada – Dijo Alba.

A ver, ayer leí un cuento de piratas, y entre ellos había uno que tenía el ojo tapado, otro había cambiado su mano por un garfio y uno de ellos caminaba sobre una pata de palo… yo creo que Ignacio es como un pirata- Explicó Jean.

Ignacio le miró enfadado y le preguntó.

¿Qué significa que soy como un pirata?

Jean respondió rápidamente.

-Pues que por tu apraxia no puedes ver bien las cosas que tienes a tus lados, así que es como si llevases un ojo tapado con un parche, y además te cuesta correr igual que si llevaras una pata de palo. ¡Ah! Y además te cuesta pintar o agarrar objetos pequeños

Quieres decir que es como si tuviera un garfio en la mano – Dijo Ignacio.

Entonces Keito les interrumpió.

¡Ya lo entiendo! Quieres decir que aunque a Ignacio le cuesta hacer cosas siempre acaba por terminar todo lo que empieza.

Eso es! –Exclamó Jean.

Todos sonrieron y Alba dijo.

¡Pues hagámoslo! Seamos todos piratas como Ignacio. Yo me taparé un ojo con un parche.

¡Y yo me sujetaré una pierna con el bastón de mi abuelo! – Dijo Keito.

El último en decidir que ponerse fue Jean.

Yo me pondré una manopla de las que hay en la cocina de mi casa.

Así lo hicieron.

Cuando al dia siguiente llegaron a la escuela, alba tenía un ojo tapado con una tela oscura sujeta a la cabeza por una cinta plateada, y Keito apoyaba su paso en el bastón que le acompañaba a modo de muleta, mientras que Jean se había atado a su mano una gruesa manopla en con brillantes dibujos.

La maestra, extrañada, al verlos llegar de esa guisa les preguntó:

Pero ¿qué os habéis puesto? Hoy no es Carnaval.

Alba dio un paso adelante y muy seria explicó:

Es que somos “EL CLUB DE LOS PIRATAS” y nuestro capitán es Ignacio.

La maestra había entendido perfectamente el significado de las palabras de Alba, y permitió que continuaran en clase con el parche, el bastón y la manopla.

Alba, que era una dibujante muy talentosa, al llevar el ojo tapado tardó tanto como Ignacio en acabar la tarea que debían hacer en clase de plástica, y fue Ignacio quien la ayudó a terminar el dibujo.

Keito, futuro deportista de élite, en clase de educación física no pudo correr como hacía siempre y gracias a que Ignacio le tomó la mano llegó a la meta.

Y Jean, durante la hora de música, sólo podía tocar media canción en el piano hasta que Ignacio le acompaño y por fin sonó una bella melodía.

Al final de la jornada y antes de que todos los niños de clase se fueran a sus casas, la maestra se dirigió a todos ellos, pero sobre todo a los cuatro que siempre se burlaban de Ignacio, y les explicó amablemente:

¿Os habéis dado cuenta? Alba, Keito y Jean continúan dibujando, haciendo deporte y tocando música igual que siempre, a pesar de que hoy les ha costado más han logrado terminar sus tareas. Con paciencia, constancia y un poco de ayuda el Club de los Piratas y su capitán Ignacio han conseguido encontrar un tesoro.

¿Qué tesoro? –Preguntó una niña de clase.

El tesoro de la comprensión y la aceptación.- Respondió la maestra.


Y desde aquel día, todos los niños y niñas de case se ayudaron unos a otros siempre que alguien lo necesitara, contentos de hacerlo, porque TODOS querían formar parte del CLUB DE LOS PIRATAS.



nota: todos los textos publicados bajo la etiqueta cuentos raros y hashtags, así como relaciones diversas, pertenecen a la Associació d'Apràxia Ocular registrada legalmente y a a Diari d'una Apraxia Ocular. No se permite la copia sin nombrar la pertenencia ni el lucro, así como tampoco la difusión.

CREAR UNA ASOCIACIÓN.


Crear una asociación, en el ámbito de las enfermedades raras, es una muy buena idea. Puede ser que vivas en un país en el que ya exista una entidad que se ocupe de la difusión de la patología que buscas, pero recomendamos saber hasta dónde llega su alcance, ya que algunas asociaciones están presentes en determinados lugares pues la infraestructura que se necesita para llegar a todas partes es descomunal, así que si creas una asociación tras verificar que en tu zona no hay o bien no alcanza como tu quisieras podrás unirte a las ya existentes y comenzar un TRABAJO EN EQUIPO.




Recuerda que para formar una Asociación debes tener un mínimo de tres personas y no necesitas capital. Por el contrario, para crear una Fundación si se debe aportar un capital. Las dos opciones las debes consultar con asesores y los ayuntamientos de la zona; además, en Internet hay información que puede ayudarte a valorar lo que mejor se adapte a tu circunstancia.




Nuestra asociación se ubica en Barcelona y nosotros nos informamos con asesores y también en una entidad del ayuntamiento que se llama TORRE JUSSANA. En este sitio nos informaron muy bien para poder gestionar la asociación, por eso, si estás en la ciudad de Barcelona te recomendamos que acudas a ellos para que te orienten.




Os dejamos el enlace de su web: TORRE JUSSANA

Tras la creación de la asociación la puedes federar, que sería un paso para poder estar al día sobre las novedades en torno al tema que te interese (investigación, conferencias, etc), además de la ayuda que  las federaciones pueden ofrecer.




Y os animamos a formar parte del mundo de las asociaciones y a colaborar!

miércoles, 15 de marzo de 2017

CUENTOS RAROS: ¿DE DÓNDE VIENEN LOS BEBÉS RAROS?

Cada semana un cuento raro

¿DE DÓNDE VIENEN LOS BEBÉS RAROS?



En el mundo existen la tierra y el mar, y luego están los sitios, algunos parecidos y otros diferentes, pero todos son conocidos, así que cuando alguien viene o va, en cualquier parte le reconocerán.

Un día, María y Juan quisieron tener un hijo, y su pequeño llegó desde un lugar muy lejano, y tan lejano era que nadie en el mundo entero sabía de su existencia. El bebé, a quien llamaron Tobías,  era muy distinto a los otros bebés, y María y Juan tenían dificultades para descubrir su procedencia.

Así sabremos que le gusta – decía María
Y podremos conocer porque no se parece a nadie – añadía Juan

Buscaron a otras personas con bebes de lugares raros y también hablaron con sabios que sabían.
Pero nadie lograba encontrar el sitio del que había venido Tobías.

     - No nos rendiremos – afirmaba María con determinación.
       -   Por supuesto – confirmaba Juan – Buscaremos más sabios.


Y así lo hicieron, hasta que por fin encontraron el sitio lejano y desconocido del que había llegado Tobías, y pudieron conocer que le gustaba, y como debían hablarle, y como tenían que jugar con él. Tobías era el bebé más feliz del mundo.

nota: todos los textos publicados bajo la etiqueta cuentos raros y hashtags, así como relaciones diversas, pertenecen a la Associació d'Apràxia Ocular registrada legalmente y a a Diari d'una Apraxia Ocular. No se permite la copia sin nombrar la pertenencia ni el lucro, así como tampoco la difusión.

martes, 7 de marzo de 2017

CUENTOS RAROS: JACK EL RARO Y SU LUZ

CUENTOS RAROS: JACK EL RARO Y SU LUZ

Cada semana un cuento raro

JACK EL RARO Y SU LUZ

Había una vez un niño de diez años llamado Jack. Era más lento que la mayoría porque había nacido con una rara enfermedad. Cada mañana iba al colegio y cada mañana era objeto de burlas y desprecios por parte de algunos de sus compañeros de escuela.

Pero aquel día había llegado una alumna nueva a la escuela, una niña que compartiría clase con Jack y los otros compañeros. Se llamaba Eleonor y tenía los cabellos largos, el vestido largo y las pestañas tan largas como su nombre.

Cuando Eleonor vio a Jack le sonrió, y él le devolvió la sonrisa amablemente.

Los demás miraban a la niña nueva absortos por la longitud que desprendía su presencia, y eso hizo que durante unos minutos olvidaran la presencia de Jack. Poco duró ese olvido, y en cuento se percataron que el joven Jack había tomado asiento se centraron en criticar su trabajo como dibujante de una manzana roja con ceras.

           -  Pinta bien –decía muy altiva una niña de trenzas oscuras.

          - No te salgas con los colores como si fueras un bebé torpe – añadía un niño con gafas azules y voz burlona.

Luego fueron a la clase de educación física y la profesora les enseño como jugar al balonmano y los dividió en cuatro equipos. Jack, que era de paso lento, no lograba alcanzar el balón a tiempo.      


                 -   ¡Vamos, mira hacia arriba de una vez salta para coger la pelota! – gritó una compañera de saltos rápidos y manos veloces.


Así que cuando terminó el partido su grupo estaba enfadado y nadie le habló durante todo el camino al aula para seguir las clases. Pero como antes de seguir con las clases tenían que jugar un rato en el patio, Jack tomó su bocadillo y comenzó a caminar en círculos amplios por el área limitada con vallas en forma de panal de abeja; un grupo de niñas y niños que jugaban a pretensiones de vivir como adultos le llamó, y Jack, alegremente se acercó a ellos y acató sus órdenes cual peón en una obra, trayendo y llevando maderitas, piedrecitas y materiales diversos para que los futuros arquitectos construyeran una casa, que al no tener unos cimientos sólidos se derrumbó, no sin antes acusar a Jack de torpe y negado para el apilamiento de cartón y madera,

No lloró, porque el timbre había sonado y porque Eleonor le miró de nuevo con su dulce sonrisa. Y Jack llegó de nuevo a clase cabizbajo, pues ir despacio era una condición ajena a su hermosa alma.

          - Atencióoon.  – dijo un profesor amable y conformista que a veces alargaba la "o" – Buscad un compañero para hacer un trabajo en grupooo sobre los tipos de nubes y otras cuestiones meteorológicas.

Jack se acercó a algunos de sus colegas de clase, pero rápidamente todos parecían tener una pareja, y si  no la tenían la formaban en menos de tres segundos. Hubo quien lloró desesperado.

           -  ¡No! – gimoteó una niña muy bajita – Ponte con otro – sollozaba -  antes sola que contigo.

Eleonor se acercó a Jack, y a pesar de que algunas voces la reclamaron ella tenía clara su decisión.

                 -  Voy a ir contigo – dijo la niña de la dulce sonrisa y los cabellos largos.

Aquella mañana, Jack estuvo muy contento y trabajó con tanta actitud que el profesor le felicitó y Jack se fue a casa para comer tan feliz que olvidó el plato de espinacas verdes como el bosque y para sorpresa de su madre lo comió entero.

Por la tarde Jack entró con una sonrisa feliz, pero vio algo que le sorprendió. En el lugar de algunos de sus compañeros había objetos, y nadie sabía cómo habían ido a parar ahí, pero es que esos objetos ¡se movían y hablaban!

          -  ¿Qué está pasando? – decía un pelota que votaba sobre el asiento amarillo sin parar - ¿Por qué no dejo de votar? 


      - ¡Yo….no puedo dejar de pintar una y otra vez! Y la clase es muy grande. ¡Nunca acabaré de trabajar!– gritaba un pincel muy estilizado y cargado con pintura azul. 


          - Y..y … creo que tengo que borrar todo lo que se salga de la las rayas de la libreta, pero no quiero porque me voy a ensuciar – añadía una goma de borrar muy nueva y brillante
          

Pero había más,  como una caja de pañuelos vacía que decía sentir una profunda tristeza y un par de triángulos que se empeñaban en calcular los ángulos de cualquier esquina.  


            -   Me siento muy triste y solo… - repetía la caja sin pañuelos dentro. 


            -  ¿Por qué tengo que medir la mesa otra vez? – se preguntaban los triángulos

Nadie podía creer lo que estaba viendo. El profesor y el resto de alumnos estaban boquiabiertos.

Hasta que Eleonor habló con voz suave pero firme, 


             -  Soy un rayo de luz y como luz tengo el poder de iluminar o de cegar si me admiras demasiado.

Entonces Eleonor se acercó a los objetos. 

         -  Os dais cuenta de que Jack es el objeto de vuestras críticas, de vuestras burlas y de vuestros desprecios – explicó a la pelota, a las escuadras, a la goma de borrar, a la caja de pañuelos y al pincel.

Eleonor comenzó a brillar y su luz llegó hasta Jack, y le dijo que sujetara con sus manos a cada uno de aquellos objetos y que con su sonrisa más sincera podía devolverles a su estado humano.

Y Jack tomó uno por uno a los objetos, los miró y sonrió, y cuando lo hacía, el pincel, la pelota, la caja y los triángulos volvieron a ser niños, y de uno en uno reaparecían con las manos unidas a las de Jack.

Fue entonces cuando Eleonor dijo que tenía que irse. 


        -  ¿Y ahora que pasará? – preguntó Jack un poco asustado ante la partida de su nueva amiga. 


         -   Pasará que no van a burlarse, ni a despreciarte ni a criticarte, porque la luz que creían que les alumbraría toda la vida les convirtió en  mero utensilios y en cambio, tu corazón les ha devuelto a su forma natural porque está lleno de bondad y amor. - dijo Eleonor antes de marcharse.


Desde ese día, las compañeras y compañeros de Jack le respetaron como hacían entre ellos y sólo pasaban las cosas que pasaban cuando se tienen diez años, pero nadie más se burló, ni despreció  ni criticó por ser más lento.

nota: todos los textos publicados bajo la etiqueta cuentos raros y hashtags, así como relaciones diversas, pertenecen a la Associació d'Apràxia Ocular registrada legalmente y a a Diari d'una Apraxia Ocular. No se permite la copia sin nombrar la pertenencia ni el lucro, así como tampoco la difusión.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...